Casa Noble: donde la tradición y la innovación se encuentran

La búsqueda, ese deseo que nos mueve a perseguir siempre algo más, que nos lleva de una meta alcanzada al siguiente sueño: ese brillo se nota en los ojos de José “Pepe” Hermosillo, uno de los cofundadores de Casa Noble. Esta es una de las casas tequileras más innovadoras de México que se abre paso entre los tequilas Premium con una fórmula que parece sencilla, pero conlleva un frágil equilibro: traer lo más selecto de la tradición y la innovación en sus bebidas espirituosas.
Fue esta magia, este oficio, esta pasión y claro, una muy certera visión del potencial del negocio, lo que llevó a Constellation Brands a adquirir en 2014 Casa Noble, para sumarla a su exitosa cartera de productos, que incluye también vinos y cervezas.

Con el Tequila en las venas

Casa Noble es una casa tequilera que se encuentra en Tequila, Jalisco; el proceso de elaboración de sus destilados se lleva a cabo siguiendo los procesos de esta bebida ancestral: las piñas del agave Tequilana Weber se hornean para obtener sus azúcares, el jugo de las mismas se fermenta y luego se destila. En muchas casas tequileras se lleva a cabo una o dos destilaciones; Casa Noble es pionero en el proceso de la triple destilación.
Además de este proceso, otro diferencial de Casa Noble es la selección de sus barricas: desde el inicio de la marca decidieron usar barricas de Roble Francés, a diferencia de las Barricas de Roble Americano que usan la mayor parte de sus competidores.

Pepe Hermosillo comenta que, especialmente para él, resulta muy importante conocer las barricas e incluso ha viajado a los sitios en los que se manufacturan para elegirlas personalmente. Hermosillo comenta que la madera de estas barricas está expuesta a los elementos naturales del bosque, lo que le da unas notas muy particulares al tequila Casa Noble, otro de sus rasgos distintivos.
Los tequilas que produce Casa Noble son Crystal, Añejo y Reposado; a la fecha también han lanzado a la venta dos ediciones especiales (Selección del Fundador), las cuales son elegidas por el equipo de Casa Noble como resultado de una serie de “experimentos” que se realizan en Casa Noble.

Selección del Fundador Volumen I – Alta Belleza, fue un extra añejo que pasó tres años en Barricas de Roble francés, además de seis meses en una barrica T5 (Barrica Taransaud de roble francés que contuvo vino Cabertnet Sauvignon de la casa Robert Mondavi). Se realizaron 563 botellas de esta edición. 

Selección del Fundador Volumen II es un extra añejo que fue envejecido por ocho años en una barrica Taransaud de 114 litros de roble francés. Solo se realizaron 300 botellas de esta selección.

¿Qué encontramos a en Crystal, Añejo y Reposado?

La experiencia degustando tequilas Casa Noble es la de una bebida espirituosa que pide un tiempo de apreciación; de hecho Pepe Hermosillo y Casa Noble fueron de las casas tequileras que fueron invitadas a diseñar las Copas Riedel para Tequila, cristalería que busca destacar las notas de cata de esta bebida espirituosa para trascender al tradicional “shot” de tequila, que está más asociado con una cultura de fiesta.
Durante la cata de los tequilas Casa Noble podemos encontrar una nueva dimensión de esta bebida; en el caso de Casa Noble Crystal se encuentran aromas de agave y hierba fresca, cítricos, pimienta y flor de azar.

Casa Noble Reposado, un tequila que madura 364 en barricas de roble francés. En nariz cuenta con toques de vainilla, canela, clavo; en boca cuenta con la presencia de agave cocido, vainilla, cítricos, té de limón y notas florales.

Casa Noble Añejo madura 24 horas en barricas de doble francés, lo que le otorga un color ámbar-dorado al tequila, además de aromas de chocolate, avellana, miel, naranjo y comino.

Carlos Santana: Nosotros hacemos lo mismo

Quirino Serrano es jimador; su oficio lo llevaba a quitar las pencas del agave Tequilana Weber en jornadas diarias en las que lograba una producción de cerca de 150 piñas por día; hoy, en su retiro, es embajador de Casa Noble y realiza demostraciones de este oficio ancestral. Se nos platica: “hemos logrado industrializar muchos procesos del tequila, pero aún no encontramos una máquina que haga lo que Quirino”. Y es que, aún en una industria tan productiva como la del tequila, aún hay procesos artesanales que le dan un toque mágico a la bebida.
Quirino Serrano, jimadorPuede ser por esto que el legendario músico Carlos Santana pidió hablar con Pepe Hermosillo en cuanto probó esta marca y solicitó una demostración en la que pidió ser socio de la compañía: “Nosotros hacemos lo mismo”, le comentó a Hermosillo en ese primer encuentro.

El mercado principal de Casa Noble ha sido Estados Unidos, también tiene mercado en México y Hermosillo se mostró optimista por el desempeño que están teniendo en los mercados asiáticos como Japón, China y Filipinas.

Una visión sustentable del tequila

Otro proceso en lo que Casa Noble ha sido pionero es la realización de la composta natural que viene del tratamiento de las fibras del agave, lo cual se logra a través de una máquina diseñada ex profeso para separar el líquido que se extrae de las piñas de sus desechos sólidos. Estos deshechos se mezclan con las propias hojas del agave y las aguas grises, ya tratadas, de la fábrica.
El cocimiento de las piñas se hace en hornos lentos de piedra y la extracción se hace por un tren de molienda que usa fuerza centrífuga; esto también permite contar un un jugo más limpio, sin notas amargas.

La fermentación del jugo del agave se lleva a cabo con las levaduras nativas de la zona, sin agregar aditivos que aceleren el proceso: esto añade notas florales, frutales y más atributos sensoriales que se pueden encontrar en un producto artesanal, además de sumar el beneficio de contar con una certificación Kosher.


Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *